25 AÑOS COLECCIÓN ALCOBENDAS: FOTÓGRAFO DEL MES

25 AÑOS COLECCIÓN ALCOBENDAS: FOTÓGRAFO DEL MES

Gervasio Sánchez
Sofia y Alia. Massaca, Mozambique. Serie "Vidas minadas". 2007
Plata en gelatina. 80 x 52 cm

Sofia Elface Fumo tiene 11 años cuando pisa una mina un sábado de noviembre de 1993. Sus piernas quedan cercenadas. Su hermana María, de 8, es víctima de varias esquirlas. Cirujanos españoles operan a las dos niñas de graves heridas: Sofia sobrevive a su hermana, que muere de una infección múltiple. Desconocían el campo de minas en el lugar donde solían recoger leña, mantenido para proteger una colonia de ingenieros italianos pese a la necesidad de desactivarlo, cuando la guerra sigue actuando después de haber acabado su maldita función.
En 2004, nace su primera hija, Alia, y viven un año con el padre, que se va a Sudáfrica a trabajar, sin volver a saber de él. Su familia se reduce a mujeres y niños. Sofia habita en Massaca, Boane, a 42 km de Maputo, capital de Mozambique, en casa de su madre, que cuida de las tumbas de María y una hermana especial, Anita. Dedica parte de su tiempo a asear y vestir a la niña, y estudia, lee y descansa mientras Alia va a clase. Sobrevive de una parcela y una ayuda de un ciudadano sueco.
Gervasio Sánchez saca del anonimato a las víctimas, portadoras de universales valores de resistencia, y, como parte de su familia, regresa a sus lugares. En 1997 toma la primera imagen de Sofia con 14 años, parece una muñeca desarticulada y su mirada algo perdida; en la segunda, de 2002, con 19, aparece con su hijo Leonaldo, de 2 años, y la mirada se ha dulcificado; a la tercera, de 2007, con 24, y su hijo de 7, se suma su hija Alia, de 2 años, entre sus piernas mutiladas, y la mirada se dignifica. En esta, Sofia, tumbada de espaldas, y su niña Alia, ladeada de frente sobre su costado, duermen entre ropajes que quizás ha cosido como modista que es, y de los que sobresalen sus prótesis.

En 1993 minaron sus piernas, pero no sus sueños.

25 AÑOS COLECCIÓN ALCOBENDAS: FOTÓGRAFO DEL MES